El Grupo da un paso más allá en su apuesta por ofrecer experiencias únicas a sus clientes y acaba de presentar la primera producción de su estudio de juegos de Realidad Virtual. Se trata de un innovador proyecto que sitúa a los usuarios en un mundo de fantasía en el que ellos son los verdaderos protagonistas.

El juego, “Catch The Dragon”, está planteado en modo free roam, por lo que los usuarios se pueden mover libremente durante el transcurso completo de la partida e interactuar entre sí gracias a unos auriculares de realidad virtual y a un ordenador que integrado en su espalda. Con todo, se consigue una sensación mucho más inmersiva que la de los juegos de realidad virtual convencionales.

LDLC, grupo europeo especializado en el desarrollo y comercialización de productos informáticos, gaming y audiovisuales, ha desarrollado un estudio de diseño de videojuegos de Realidad Virtual.

Bajo la marca LDLC VR Studio, se trata de un proyecto dirigido a los propietarios de espacios de Realidad Virtual y es una ambiciosa apuesta por ofrecer experiencias de inmersión a medio camino entre la fantasía y la realidad. En este sentido, acaba de presentar la primera obra del estudio: “Catch The Dragon”.

LDLC VR Studio – Desarrollador de universos de sueño

LDLC VR Studio tiene como objetivo dotar de vida a espacios de juego de manera completamente personalizada, equipados con la última tecnología y optimizados en cada rincón, y proporciona soporte 360° para operadores de salas de Realidad Virtual.

Todo ello se resume en tres premisas: hacer realidad sueños para el cliente, simplificar el proceso completo para el operador y, en especial, compartir el placer de crear y desarrollar todo un nuevo universo.

Catch The Dragon, el primer trabajo de LDLC VR Studio

Catch The Dragon pone frente a frente a dos equipos de dos o tres jugadores equipados con cascos de RV y un ordenador de a bordo, permitiendo la libre interacción durante el transcurso completo del juego. Cada participante elige su misión: liberar el poder del bastón para convertirse en Mago o realizar una prueba de habilidad para hacerse con el arco del Arquero. Ambos equipos tienen un objetivo común: recuperar la fuerza de dragón tantas veces como sea posible y conseguir neutralizar a la fuerza enemiga.

El juego está dirigido a usuarios a partir de 12 años y ha sido diseñado en modo free roam: los jugadores están equipados con auriculares de RV y se pueden mover libremente gracias a un PC integrado en su espalda, lo que se traduce en una experiencia mucho más inmersiva que la realidad virtual tradicional.

El proyecto nació del espíritu de Laurent de la Clergerie, presidente y fundador del Grupo LDLC, quien envió un simple mensaje a Laurence Lacombe, CIO del Grupo: “¿Qué tal un juego?”. El porqué, según Laurent: “hacer que la gente sueñe es uno de mis motores. Los juegos que nacerán de nuestro estudio creativo ofrecerán una experiencia más allá de los videojuegos clásicos. En un futuro, la gente vivirá experiencias de realidad virtual inmersiva, de la misma manera que ahora se acude a ver una película. Y estoy seguro de que se irán a casa… con fuegos artificiales en los ojos”.

Más información: www.ldlcvrstudio.com

Pin It on Pinterest

Share This